noviembre 26, 2020

Mito, conocimiento y prácticas sociales

por: Norma Ríos

El lenguaje está presente en toda construcción humana y permite a los sujetos transmitir conocimientos de todo tipo para preservar la cultura y las tradiciones, progresar, desarrollar relaciones, etc. Una de las primeras formas en que se expresa el lenguaje articulado es a partir del mito. El mito es un símbolo o la capacidad de simbolizar, es un discurso sobre un objeto o sobre una realidad, se expresa como una forma de conocimiento que busca esclarecer, inventar, resignificar la vida de los sujetos y los pueblos y se origina a partir de la relación sujeto, realidad y lenguaje. El sistema de enseñanza mítico pervive en nuestros días y está presente no sólo en los pueblos ágrafos sino en todas las sociedades.

La expresión y transmisión de los mitos se presenta de muchas maneras en la sociedad, una de ellas la encontramos en la enseñanza escolar. Doris Lessing, Premio Nobel de Literatura 2007, nos da un ejemplo de esto en su relato “El motivo”, en éste se observa cómo se logra la prosperidad de un pueblo a través de la transmisión de conocimientos en las escuelas mediante cantos y narraciones míticas que cuentan su historia, costumbres y métodos de trabajo. Este tipo de enseñanzas, donde unos sujetos hablan de su pasado, de cómo viven e interpretan su realidad, es asumida como algo verdadero que permite la reproducción de una sociedad. La historia oral también retoma los mitos y los cuentos para reconstruir el pasado, estos no son considerados narraciones imaginarias sino formas de plasmar una visión del mundo. Es por esto que relatos como el de Chuqil Qamir Wirnita (la mujer que tuvo hijos serpientes) reaparece en varios momentos de la historia del país para explicar ciertos eventos o movilizaciones de resistencia. Esto nos muestra que el discurso mítico no se refiere a un mundo irreal y puramente imaginado, sino más bien es la interpretación que el sujeto logra de su realidad, interpretación que posteriormente es introyectada en su colectividad.

La realidad se nos presenta de forma problemática y contradictoria y los mitos sirven para superar estas contradicciones. El mito es una creación de cada sujeto o sociedad que opera en el inconsciente colectivo produciendo y determinando a los sujetos e imaginarios sociales, fundando prácticas y permitiendo su reproducción.

Es en este sentido que se puede entender que parte de la lucha política consiste en disputar cuáles serán los mitos fundadores, por tanto, en procurar determinar identidades, prácticas e imaginarios sociales. Esta dimensión mítica de la práctica política es fundamental y, quizá por ello, es la menos evidente ya que al ser condición de la propia práctica es invisible a ella. Reflexionar sobre el mito implica pensar sobre la profundidad de las prácticas políticas y de todo tipo de prácticas sociales.

Be the first to comment

Deja un comentario