noviembre 24, 2020

Los archivos realistas en la guerra de Independencia

Se puede afirmar que para reconstruir la gesta liberadora es menester acudir tanto a los archivos patriotas como a los realistas.

En el bando realista se generó profusa documentación oficial, referida a la diversa actuación de las tropas que defendían los intereses de la Corona española, que se resistía de dejar las colonias que tanta riqueza le habían dado a lo largo de más de tres centurias, desde el descubrimiento casual de América, en 1492. Resalta la ilustre prosapia de los cultores de los archivos realistas, cuya mayor parte fue trasladada hasta España, donde se encuentran actualmente. Son esenciales para contrastar las fuentes patriotas. Se puede afirmar que para reconstruir la guerra de la Independencia es menester acudir tanto a los archivos patriotas como a los realistas.

José Fernando de Abascal, [1] trigésimo quinto Virrey del Perú (1806-1816) y primer Marqués de la Concordia Española en el Perú. Su gestión virreinal se centró en asuntos de salubridad pública, cultura y defensa. Apoyó al Virrey Liniers y a Francisco de Elío en la defensa de Buenos Aires y Montevideo, durante la invasión británica comandada por William Carr Beresford y Wizelock (1806-1807). Reorganizó el Ejército Real del Perú. Nombró a José Manuel Goyeneche Comandante de los Ejércitos Reales, con el que enfrentó a las republiquetas y a los ejércitos argentinos, a los que rechazó, en sus incursiones sobre Charcas. Volvió a España cargado de títulos y honores, con su título de Castilla del Marquesado de la Concordia Española en el Perú. Su archivo se encuentra en el Archivo General de Indias (Diversos, Archivo de José Fernando Abascal), “en siete cajas de documentos sin catalogar que contienen gran cantidad de documentación oficial y privada del Virrey, fundamental para la historia del Perú, de 1806 a 1816”, como informó Fernando Díaz Venteo en su obra Campañas militares del Virrey Abascal (1923). Contiene documentación del período 1804-1821, desde su nombramiento como Virrey del Río de la Plata, hasta sus últimos años de vida en España.

José Manuel de Goyeneche, [2] militar, diplomático y político. Fue enviado por la Junta Central de Sevilla como Representante Plenipotenciario del Gobierno de España, para asegurar la proclamación del Rey Fernando VII en el Virreinato del Río de la Plata y del Perú, pero llevó también una comisión de Carlota de Borbón. Marchó a La Paz como Comandante del Ejército Pacificador, de 5000 milicianos de casta e indígenas de Cusco, Arequipa y Puno. Derrotó a las fuerzas de Murillo en Chacaltaya (25 de octubre) y envió al coronel Domingo Tristán en persecución de los rebeldes a los Yungas. Batió a los patriotas en la Batalla en Guaqui (19 de junio de 1811), ocupó La Paz, Cochabamba, Chuquisaca y Potosí. Autorizó el saqueo a sus tropas y reprimió con crueldad a los jefes rebeldes, ajusticiando al gobernador Mariano Antezana. El 27 de mayo de 1812, su ejército masacró a las heroicas mujeres cochabambinas, que se le habían puesto al frente. Se replegó hacia Oruro, presentó su dimisión como General en Jefe y regresó a España. Su archivo se conserva en Aranjuez, en casa particular. Contiene información sobre las campañas militares del virrey Abascal y las del propio Goyeneche. Un catálogo preliminar fue elaborado por Carlos Malamud, quien consultó el archivo para su tesis La consolidación de una familia de la oligarquía arequipeña: los Goyeneche (Madrid, Revista Quinto Centenario, 1985). Parte de su contenido fue descrito en La Guía de fuentes para la historia de Iberoamérica (Madrid, Dirección de Archivos y Bibliotecas, 1969). Por otra parte, la Hoja de Servicios del Teniente General Goyeneche se encuentra en el Archivo General Militar de Segovia (España), Instituto de Historia y Cultura Militar del Ministerio de Defensa.

Benito María de La Mata Linares. [3] Fue Oidor de la Audiencia de Chile (1776), Audiencia de Lima (1778) y Juez Conservador de Propios y Arbitrios (1781). En Cusco presidió el juicio a Túpac Amaru II. Autorizó infame tortura a Diego Cristóbal Túpac Amaru antes de su ejecución (1783). Formó un copioso archivo que abarca el siglo XVII y fundamentalmente el XVIII, cuyos papeles personales fueron donados por su familia a la Real Academia de la Historia de Madrid (1851). En 1981, Eduardo Arze Quiroga lo catalogó: 92 tomos de documentos referidos al territorio de la Audiencia de Charcas: Gran Chaco, Chiquitos, Mojos, Yuracarés y Sirionós (6, 11, 56, 76), Cochabamba (12, 54, 66, 69-70), Apolobamba (66), Lípez, Chichas, Tarija (13), Santa Cruz (29, 76), La Plata (30, 66, 78), la Mita de Potosí(37, 38, 39, 69), Porco y Chichas (40), Chayanta (41), Chile (26), Argentina (11, 19, 20,27, 52-53, 69, 78, 81), Paraguay (28, 60, 65, 67, 74, 80), Perú: Cusco, Chucuito, Lima, Trujillo (14, 21-25, 44-51, 58-59, 82, 88, 96), Cuba, Venezuela y Ecuador (73, 75, 76,87, 89-91), Méjico, Guatemala, Santo Domingo (76, 87). Sus papeles propios están en el tomo 72.

Joaquín de La Pezuela, [4] trigésimo sexto Virrey del Perú. Evitó que las Republiquetas apoyaran al Ejército del Norte (argentino). Combatió a las tropas de Manuel Belgrano y Rondeau. Apoyó las expediciones de José de la Serna hacia el norte Argentino y a Chile. Enfrentó a la Expedición Libertadora del Perú de San Martín, pero no logró expulsar a la escuadra chilena de Thomas Cochrane de la costa peruana. José de La Serna, lo derrocó por medio del llamado Pronunciamiento de Aznapuquio (29 de enero de 1821). Formó un archivo muy completo que se encuentra en la Biblioteca de Menéndez Pelayo (Santander, España), catalogado en 16 legajos de manuscritos, 7 de impresos y uno de correspondencia dirigida a su hijo. Contiene su Memoria Militar, cuya primera parte fue publicada por Félix Denegri Luna. La segunda parte de la Memoria de Gobierno. Diario de las ocurrencias que han habido en el mando del Excmo. Señor D. Joaquín de la Pezuela desde el 7 de julio de 1816 hasta el 29 de enero de 1821, fue editada por Vicente Rodríguez Casado y Guillermo Lohmann Villena. G. Serveto publicó la segunda parte en elAnuario del ABNB, 2007.

Mariano Ricafort, [5] viajó a América en la expedición del Mariscal Pablo Morillo para sofocar las insurrecciones independentistas (1815), incorporándose al Ejército Real del Perú. Enviado como Brigadier a Charcas. A fines de 1817, atacó a la tropa del guerrillero Eustaquio “Moto” Méndez y a las tropas argentinas del Tcnl. Gregorio Araoz de la Madrid, logrando recuperar el control de la Villa de Tarija, reprimiendo atrozmente a la población por haber apoyado a las “montoneras” patriotas. Durante la ocupación de esa plaza, ordenó quemar los documentos del Cabildo capitular, junto a otros testimonios, entre ellos el Acta de Fundación de la ciudad.

Remigio de La Santa y Ortega, [6] Obispo de La Paz (10 de febrero de 1799). Complotó contra los patriotas usando chasquis y correos clandestinos. Organizó la resistencia en Irupana, excomulgando a los patriotas. Perseguido por G. García Lanza, trasladando consigo una buena parte de los archivos de la Catedral de La Paz, que quedaron en Puno. De sus actuaciones formó un archivo particular que fue publicado por Carlos Ponce Sanjinés en 1954.


* Magister en Historias Andinas y Amazónicas. Docente titular de la Carrera de Historia de la UMSA. Director de la Biblioteca y Archivo Histórico de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

1 Nació en Oviedo, España, el 30 de mayo de 1743. Falleció en Madrid, España, el 31 de julio de 1821..

2 Nació en Arequipa, Perú, 12 de junio de 1776. † Madrid, España, 1846

3 Nació en Madrid, 1752. † 1829.

4 Nació en Naval, 1761. † Madrid, España, 1830

5 Nació en Huesca, España, 20 de febrero de 1776. † Madrid, España, 16 de octubre de 1846

6 Nació en Yecla, Murcia, España, 1 de octubre de 1745. † Ávila, Lérida, España, 14 de noviembre de 1818

Be the first to comment

Deja un comentario