noviembre 30, 2020

De la Agenda Orgánica a la Agenda Política

La reelección presidencial ya es un tema de agenda orgánica al interior de los movimientos sociales, una decisión que se está debatiendo en cada espacio orgánico, sea en las comunidades, sindicatos, subcentrales, centrales, federaciones, confederaciones, y por ende, en la estructura del Instrumento Político (MAS-IPSP).

Al mismo tiempo, se han pronunciado fuerzas políticas opositoras criticando esta determinación de las organizaciones sociales.

Formalmente, Cochabamba fue el primer escenario donde se tomó esta determinación o resolución sobre la reelección presidencial, concretamente en el Congreso Departamental del MAS-IPSP que tuvo lugar en Tiraque el pasado mes de mayo.

El segundo escenario donde se ha presentado con mayor fuerza esta decisión orgánica, ha sido en la ciudad de Cobija (Pando), el pasado mes de junio; por primera vez la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) ha celebrado su congreso ordinario en esta ciudad, las resoluciones han sido aún más determinantes.

Hasta la fecha, el hecho más significativo y simbólico es lo que pasó el pasado 2 de agosto en una población del Valle Cochabambino que forma parte del legado histórico de lucha de las organizaciones indígenas originarias campesinas, Parotani, lugar donde está sellada la lucha del movimiento campesino en contra de las políticas dictadas por el imperialismo cuando en 1987 ocho campesinos fueron asesinados por las fuerzas represivas del gobierno de Víctor Paz Estensoro, iniciador del periodo neoliberal en el país. Así, este 2 de agosto las organizaciones sociales a través del Pacto de Unidad y la CONALCAM (Coordinadora Nacional del Cambio), tomaron la decisión de la reelección presidencial del presidente Evo Morales Ayma.

Lo que se viene en adelante, al interior de las organizaciones, será nada más que la ratificación y la reafirmación de esa determinación. El próximo mes la Confederación de Comunidades Interculturales de Bolivia (CSCIB) y la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas originarias de Bolivia – “Bartolina Sisa” (CNMCIOB-B) llevarán adelante su congreso ordinario en cuyas resoluciones de seguro aprobarán la reelección presidencial. Estas decisiones serán selladas y consagradas en el congreso nacional del MAS-IPSP, a realizarse probablemente este año.

Mientras el presidente Evo Morales discuta el tema de su reelección con su gabinete, en el mes de diciembre, las organizaciones sociales ya habrán iniciado el debate y tomado una decisión; la CSUTCB, a través de su máximo representantes, Feliciano Begamonte, ha indicado que ya es una decisión orgánica y por lo tanto tiene que ser acatada por el presidente en su condición de miembro afiliado a la estructura.

Las razones y argumentos para la reelección presidencial al interior de las organizaciones sociales están claras, pero esta cuestión debiera invitar también al debate y reflexión en el conjunto de la sociedad, ahí seguramente radica uno de los grandes desafíos.

Los mecanismos jurídicos para la reelección serán un asunto a tratar por esta nueva agenda y, al parecer, darán inicio a una nueva etapa dentro el proceso histórico del país en tanto todo los aspectos estructurales –además de los jurídicos– hacen al país, asunto que amerita una profunda reflexión en la continuidad y fortalecimiento del proceso en construcción y consolidación, en el horizonte del Vivir Bien y con respeto a la Madre Tierra, como paradigma de vida en el Estado Plurinacional de Bolivia.


* Comunicador quechua del Trópico de Cochabamba.

Be the first to comment

Deja un comentario