diciembre 1, 2020

El desempeño de la economía regional y nacional al primer semestre

El jueves 20 del presente, en conferencia de prensa, el BCB presento los resultados que se exponen en el Informe de Política Monetaria (IPM). Este documento es un reporte que el BCB emite con regularidad semestral, tendría el objetivo de hacer conocer a la población y las instituciones, las acciones que se realizaron en materia de política económica, sobre todo política monetaria, en relación al mandato constitucional de esta institución que es la de mantener la estabilidad y el poder adquisitivo del Boliviano, moneda nacional que en los últimos años se fue fortaleciendo y adquiriendo una mayor confianza por parte de la población. Desde ese punto de vista, creemos que están aconteciendo fenómenos económicos importantes que hace una década no las podíamos imaginar.

La política monetaria y el cumplimiento de los objetivos que debe cumplir el BCB son fundamentales para contribuir a la estabilidad económica y al desarrollo social del país.

En el informe, mencionado arriba, es menester destacar los siguientes aspectos:

a. Un entorno desalentador de la economía internacional, debido a la desaceleración de economías importantes, sobre todo aquellas que están en el grupo conocido como países emergentes, BRICS, ver gráfica 1

(Ver gráfica en PDF adjunto en https://www.la-epoca.com.bo/portada/1440557471/digital/#/21/zoomed)

Las economías avanzadas, por su parte, muestran una recuperación lenta. Los datos nos muestran que, en general, la economía mundial continua débil y en un proceso de desaceleración. Situación que explica, en parte, el porqué de la baja de precios de las materias primas, principalmente los minerales y el petróleo.

b. El desenvolvimiento de las economías de la región también fue ajustada a la baja, con tasas de crecimiento, para el primer semestre del 2015. Desaceleración que se produce como efecto del contexto internacional. Observar tasas de crecimiento de países seleccionados en la gráfica 2.

(Ver gráfica en PDF adjunto en https://www.la-epoca.com.bo/portada/1440557471/digital/#/21/zoomed)

c. Las presiones inflacionarias en la región tienen una tendencia ascendente, debido a las medidas de depreciación de sus monedas en relación al dólar norteamericano, estas depreciaciones se explican por la modalidad de sus políticas cambiarias, que se caracteriza por modelos de libre flotación de sus monedas en relación a la moneda norteamericana. La gráfica 3 nos muestra estas pérdidas de valor de las monedas de países sudamericanos y la diferencia que existe con Bolivia, donde, la política cambiaria ha decidido mantener fijo el tipo de cambio entre el dólar y el boliviano, efecto que permite tener una baja inflación:

(Ver gráfica en PDF adjunto en https://www.la-epoca.com.bo/portada/1440557471/digital/#/21/zoomed)

Véase que la inflación en la economía boliviana comienza un descenso a partir del 2013. Esta situación permite relativa estabilidad en los precios y garantiza las decisiones de inversión productiva que surjan de las iniciativas privadas. Aspecto que interpela a los empresarios privados y les garantiza estabilidad económica.

d. En un contexto internacional y regional adverso para la economía, la boliviana ha tenido un sorprendente desempeño que marcha a contracorriente. Los primeros 6 meses del presente periodo, la actividad económica boliviana muestra un crecimiento que resulta ser el mayor de la región, ver siguiente gráfica 4:

(Ver gráfica en PDF adjunto en https://www.la-epoca.com.bo/portada/1440557471/digital/#/22/zoomed)

Las gráficas de barras 4, muestra crecimientos de la economía boliviana al mes de mayo de cada año, desde el 2006. La línea horizontal que atraviesa las barras, muestra el promedio de crecimiento durante este periodo (2006-2014), que es del 4%. El crecimiento a mayo del 2015 el crecimiento del 4.6% está por encima del promedio. La explicación de estos crecimientos, básicamente, está relacionada con la dinámica de la demanda interna. A su vez, esta dinámica del mercado interno tiene su explicación en la inversión pública ejecutada y las políticas sociales que permiten mover el potencial de nuestra demanda interna. La gráfica 5, nos permite ver la diferencia de aportes al crecimiento entre demanda interna y demanda externa:

La gráfica 5 nos visualiza los aportes de la demanda interna y la demanda externa al crecimiento de la economía boliviana. Por encima de la línea cero están las barras que aportan positivamente al crecimiento, por debajo de las que aportan negativamente al crecimiento. Se observa que, el color celeste de estas barras está mostrando el aporte de la demanda interna, en tanto que la parte roja de estas barras muestran los aportes de la demanda externa. Por ejemplo, para el 2015, al primer trimestre sin demanda externa pudimos crecer al 5,9%, con el aporte negativo de la demanda externa crecimos al 4,5% (5,9 menos 1,4 igual 5,9).

(Ver gráfica en PDF adjunto en https://www.la-epoca.com.bo/portada/1440557471/digital/#/22/zoomed)

Estos datos que arrojan los informes oficiales deben permitir el análisis serio de los que opinan sobre la economía boliviana, para que puedan hacer las recomendaciones de políticas públicas y recomendaciones de inversión al sector privado. Un analista económico debe tener esa doble función, analizar datos para explicarse causas y efectos, una segunda función, recomendar líneas de acción, tanto al sector público como al sector privado.

A partir del Informe de Política Monetaria (IPM) del BCB, queda por analizar estos datos y hacer el trabajo que la sociedad nos exige: ser objetivos en el análisis y optimistas en las recomendaciones.

Muchas gracias por su actitud positiva.


* Docente investigador titular de la UMSA, Economista, miembro de la “Red Boliviana de Economía Crítica”.

Be the first to comment

Deja un comentario