diciembre 3, 2020

Un otro tiempo para el chacha warmi

por: Adriana Guzmán Arroyo

El jueves 25 de junio de 2015 se realizó la Consagración del Primer Consejo de Mama T’allas de las Naciones Originarias del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu de Bolivia (CONAMAQ), Viviana Lima, Julia Capajique, Irene Torres, Amalia Quispe, Basilia Chino y Petrona Cocarico constituyen hoy el Primer Consejo de Mujeres Autoridades. Esto es un hecho histórico para nuestros pueblos y un aporte importante al proceso de cambio desde las luchas de las mujeres que han asumido como tarea la despatriarcalización, la descolonización y la autonomía. Hecho histórico que como feministas comunitarias saludamos y celebramos en este camino de la comunidad y el vivir bien.

La imagen del chacha warmi, la dualidad hombre y mujer ha sido asumida hasta el momento como una dualidad de complementariedad jerárquica y reproduce las relaciones de género trasladándolas del espacio privado, la familia o la pareja, al espacio público organizativo y decisiones políticas, es decir, la autoridad asumida en chacha warmisignificaba que los chachas, los hermanos hombres opinaban y decidían por la comunidad, mientras las warmis, las hermanas mujeres, también autoridades, se encargaban de acompañarlos, preparar la comida y cuidarlos en el cansancio sin acceder realmente al espacio de decisiones y menos al debate, como lo han dicho las hermanas, ellas han sido consideradas el bulto, el q’epi de sus compañeros autoridades.

En estas condiciones por supuesto que es posible la complementariedad, las mujeres han sido el ‘complemento’ de los hombres, han sido su yapa, pues la complementariedad se ha dado entre “los” protagonistas principales, las voces oficiales y “las” que solamente les complementan. Por otro lado el chacha warmi es asumido como pareja matrimoniada y heterosexual, instituciones coloniales, donde el hombre es autoridad que representa a los hombres y trae su palabra y la mujer es la esposa y no representa ni trae la palabra de las mujeres. La Constitución del Consejo de Mama T´allas es otro tiempo del chacha warmi desde donde se puede plantear lo que las feministas comunitarias llamamos el par político, mujer y hombre con mandato y autonomía para el ejercicio del cargo de autoridad.

No podemos dejar de mencionar que el Consejo de Mama T´allas se ha constituido en medio del proceso autonómico que vive el país, desde la Autonomía Indígena Originaria Campesina que parte de la reconstitución del territorio desmembrado por la colonial, como desmembraron el cuerpo de Bartolina Sisa y Tupac Katari, y por supuesto en este proceso no podía estar ausente el debate sobre la autonomía de los cuerpos de las mujeres, y sobre la autonomía política y organizativa de las mujeres también, gran lección para todas las organizaciones sociales que hacen el proceso de cambio, para el MAS como instrumento político y para las izquierdas que les cuesta salir de su lógica de vanguardia de hombres.

La constitución del Consejo nos muestra el posicionamiento de nuestras hermanas, y también de nuestros hermanos de los ayllus frente al sistema patriarcal, pues no se puede hablar de reconstituir el territorio desmembrado como un cuerpo sin reconocer que el cuerpo de las mujeres está también desmembrado y oprimido, que es asumido como la primera propiedad privada de padres, hijos y maridos, y que el cuerpo de las mujeres es sistemáticamente colonizado por el Estado y las Iglesias.

El proceso de cambio necesita profundizarse y nuestra hermanas y hermanos del CONAMAQ han asumido esta responsabilidad, cuestionando el patriarcado colonial pero posicionándose también ante lo que las feministas comunitarias llamamos el patriarcado ancestral, pues si algo tiene el proceso en Bolivia es la posibilidad de construirse desde la memoria larga de nuestros pueblos, memoria que no es estática y que puede ser cuestionada y reconstituida para luchar contra el sistema. Como lo hemos planteado ya “Sin Warmikuti no hay Pachakuti” ¡Salud a nuestras hermanas autoridades del Consejo de Mama T´allas del CONAMAQ, que sea en buena hora!


* Feminista Comunitaria.

Be the first to comment

Deja un comentario