mayo 26, 2024

Carlos Daza habla de Ernesto Cavour y su viaje a Japón

Los años 80

“A principios del año 1980 recibí una llamada del máximo exponente del charango en Bolivia y el mundo, el maestro Ernesto Cavour, quien me invitó a acompañarlo con la guitarra en la famosa Peña Naira.

Tuvimos una gira extensa de 60 días por todo Japón. El cuarteto incluía a su hermano, el famoso quenista Lucho Cavour, y al zampoñista Johnny Bernal. Fueron 33 conciertos y talleres en Templos, el sello Polydor. Fue la gira más extensa que tuve en toda mi carrera musical. Tocábamos casi a diario, al punto que mis dedos ya sangraban por esfuerzo realizado y por la grabación de un disco, pero valió la pena pues recorrimos muchas ciudades.

Cuando llegamos al Aeropuerto Internacional de Narita, en Tokio, tomamos un tren hasta el centro de esa ciudad. Son tres horas de viaje, ya que se encuentra a unos 60 km Al llegar me pareció una maravilla, una ciudad del futuro, me quedé pasmado. Cuando llegamos al hotel nos dijeron que estaba prohibido salir, pero por curiosidad fuimos a dar una vuelta con el zampoñista. Cerca de la entrada teníamos las gradas del Metro o subte y le dije: ‘entremos y salimos al frente’, pero al bajar las gradas dimos con una ciudad construida bajo tierra, donde había tiendas, snacks, comidas, de todo, además, todo moderno. Nos perdimos. Cuando salimos por otro lado no podíamos ubicar el hotel, más bien yo hablaba inglés y así pudimos llegar.

En uno de los retornos a Tokio, en el Hotel Sun Route, en plena plaza Shinjuku –que era nuestro centro de operaciones– vimos mucha gente alrededor vestida de negro y con poleras de Deep Purple. La sorpresa que se dio cuando en la noche, al bajar al restaurant a cenar, llamé al ascensor, se abre la puerta y me lo encuentro a John Lord, el famoso tecladista de Deep Purple, uno de mis ídolos de los años 70, a quien le comenté que yo también me encontraba de gira como guitarrista de música boliviana.

Ya de retorno a Bolivia nos propusieron abrir una Peña en la Casa del Corregidor de la calle Murillo. Fue así que inauguramos la Peña Wara, en la cual tocábamos todos los jueves, viernes y sábados, pues la gente y los turistas acudían cada semana. Además, aprovechábamos para proyectar la grabación del próximo trabajo llamado Pusi.

Nuestro baterista se alejó del grupo por un viaje con la Sinfónica en la que era percusionista, por lo tanto invitamos a Fernando Sanjinés, que era baterista de jazz y tocaba junto a Johnny Gonzáles y al grupo de fusión Sol Simiente Sur. Con él realizamos la grabación que incluyó los temas emblemáticos ‘Encuentros’, ‘Collita’ [1] y ‘Siento’.”

“Collita”

“Dante trajo ese disco, era un vinilo de su papá, puso la canción y nos pareció muy linda. Cuando escuchamos ‘Collita’ por primera vez, en su versión original, supe que iba a ser un éxito (al igual que la morenada ‘Illimani’). Cuando estábamos haciendo los arreglos musicales empecé con unos armónicos de cuerdas al aire y continué con el ritmo de taquirari (el ritmo original no es ese). A mi hermano Rolando le pedí que en vez de tocar la quena ponga su flauta traversa, lo cual le dio un toque diferente, al igual que al tema ‘Encuentros’. Así el disco se convirtió en un éxito total.

El año 1983 por la devaluación nos vimos obligados a cerrar la Peña Wara. Omar y Pedro abandonaron el grupo para tocar con otras bandas y mi hermano Rolando se fue a Europa con Emma Junaro. Por mi parte, fui invitado a conformar los grupos de pop Luz de América, y posteriormente el de rock Collage.

El año 1984 nos llegó una invitación para realizar nuestra primera gira europea. Convoqué al quenista Rolando Encinas y nuevamente al charanguista Clarken Orosco, con quienes viajamos a España y donde grabamos un disco llamado Wara en vivo, durante un concierto realizado en la Universidad Mayor de Guadalupe de Madrid.”

Los 90… Pheska, Sojta y Paqallqu

“Volviendo de Europa y aprovechando la experiencia de Rolando Encinas como recopilador de música tradicional criolla y sus dotes de compositor nos pusimos a trabajar en la grabación del disco Pheska, incluyendo un arreglo de su ahora famoso tema ‘Esperanzas’, incluyendo a Jorge Reyes en el bajo y Clarken Orosco en el charango, en el que se incluyen temas como ‘Noches de Amor’, de Orosco, y mi balada rock ‘Ella’.

El año 1989 se realizó una gira a los Estados Unidos y por el éxito obtenido al año siguiente se retorna a Nueva York, esa vez con el pianista Eynar Guillén. Hicimos presentaciones en el Taller Latinoamericano, con cuyo director, el músico argentino Bernardo Palombo, se proyectó la grabación del álbum Sojta, en que le incluyó dos composiciones suyas, acompañadas de un cuarteto de cuerdas llamado David Soldier Quartet. El disco fue terminado al retorno a Bolivia, en nuestro sello Discolandia, con la participación de Pedro Sanjinés en los teclados y Raúl Saavedra en el bajo. Contiene el tema ‘Vuelve’, dedicado a la guitarra Gibson Les Paul que estuvo perdida por un año aproximadamente.”

Se cortó la luz

“Recuerdo una anécdota muy buena. En una oportunidad cuando estábamos tocando en el Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez hubo un corte de luz en pleno concierto. La gente comenzó a gritar, todo se puso oscuro, nosotros igual nos preguntamos: ‘ ¿qué hacemos? ’. El personal del teatro usó unas velas para ver el tema de los cables o si algún switch había saltado. Decidimos tocar como un unplugged. Había candelabros en utilería, así que pedimos todos los que tenían. Pusimos todas las velas posibles en el escenario y las encendimos. Sin batería y sin instrumentos eléctricos, solo con instrumentos acústicos y las voces sin amplificación, tipo a capela. Salió un concierto hermoso. Debió durar más o menos una media hora. La gente estaba muy feliz, hasta que los del teatro dieron solución a la electricidad.

Posteriormente, el año 1997, con la participación del nuevo zampoñista japonés Koji Hishimoto, el bajista Oscar Álvarez, el charanguista Luis Ochoa, los tecladistas Eynar Guillén y Carlos Álvarez, y la colaboración especial del músico criollo y autóctono Florencio Balboa (aerófonos) se grabó el álbum Paqallqu, incluyendo los temas ‘Estampa Aymara III’ y ‘Nacimiento de la energía’ de Koji, ‘Carga pesada’ de nuestro amigo Carlos López y la famosa morenada ‘Illimani’ de Humberto Rojas.”


1       “Collita” es una canción escrita por Fernando Román Saavedra, quien nacido en Cochabamba el 30 de mayo de 1908 y radicó durante muchos años en Buenos Aires, donde difundió la música boliviana. Compuso “Collita” y “Candadito de mi pecho”, entre otros temas.

1 comentario en Carlos Daza habla de Ernesto Cavour y su viaje a Japón

  1. El gran guitarrista Carlos Daza, expone con claridad, parte de su historia con WARA, tiene un don esencial: la creatividad, gusto, calidad interpretativa, es un guitarrista excepcional.

Deja un comentario